Monthly Archives

noviembre 2018

La subida que afectará a los autónomos en 2019

By | Autónomos | No Comments

Los trabajadores por cuenta propia se verán afectados en 2019 por una subida de la cuota fija. Este incremento supondrá que los autónomos paguen 5,36 euros más todos los meses, una cantidad muy inferior a los 22 y 40 euros que se barajaban antes de hacer oficial la subida.

¿Con qué objetivo se ha llevado a cabo esta subida de la cuota para trabajadores autónomos? Pues según han indicado fuentes oficiales, los propios autónomos han aceptado un incremento de la base mínima a cambio de un mayor número de prestaciones.

¿Cuánto se cotizará al mes con esta subida de la cuota? El tipo de cotización que afecta a los trabajadores autónomos quedará en el 30%. Es por ello que los autónomos personas físicas pagarán al mes 283,3 euros mensuales si cotizan por la base mínima estipulada.

¿A los autónomos societarios también les afecta el incremento? Sí, desde luego. Los autónomos societarios sufrirán un incremento de la base mínima que llegará hasta los 1.214 euros mensuales. Asimismo, pagarán al mes 364,22 euros, 6,89 euros más que anteriormente (82 euros más al año que durante 2018).

¿Cuenta este incremento con el acuerdo de todas las partes? Sí, tanto el Gobierno como las organizaciones de autónomos ATA, UPTA, Uatae y CEAT llegaron a ratificar un preacuerdo con el Ministerio de Trabajo. Asimismo, estas negociaciones han sido favorables para los autónomos puesto que la subida pensada por el Ejecutivo estaba fijada entre 22 y 40 euros, en lugar de los 5,36 acordados finalmente.

Por otra parte, este acuerdo ha quedado a la espera de ser analizado en la mesa de diálogo social sobre Seguridad Social de la que forman parte Gobierno, sindicatos y empresarios. La idea de todas las partes es que este nuevo sistema de cotización sea de carácter eventual debido a que, el objetivo principal sea que los autónomos coticen en relación con sus ingresos reales.

¿Qué beneficios obtienen los autónomos con este incremento? Esta subida pactada para 2019 conlleva mejoras en la protección de los autónomos. Esto se debe principalmente a que se mejora el acceso a la prestación por cese de actividad, y no sólo eso, si no que también se amplía la duración de la prestación y se flexibilizan los requisitos para solicitarla. Además, los autónomos estarán más protegidos en caso de accidente de trabajo o por enfermedad profesional. En estos casos, el trabajador podrá cobrar una prestación por los casos antes citados, desde el primer día de baja.

¿También podrán acceder a formaciones? Sí, todos los trabajadores por cuenta propia podrán acceder a cursos de formación continua y de reciclaje profesional. Con esta medida se pretende profesionalizar aún más a los trabajadores autónomos y darles una nueva oportunidad a los parados de larga duración.

¿Será necesario pagar la cuota en caso de baja? En caso de sufrir una baja por enfermedad o por incapacidad temporal no será necesario pagar la cuota a partir del segundo mes de inactividad por este motivo hasta el momento del alta. Por su parte, las mujeres dentro de los de los 24 meses posteriores a la prestación de baja por maternidad, podrán disfrutar de una tarifa plana de 60 euros al mes durante un año, sin necesidad de cesar previamente su actividad profesional.

¿Este incremento afecta a la tarifa plana de 50 euros? Sí, a partir de 2019 esta tarifa plana pasará a ser de 60 euros y se mantendrán tras los 12 primeros meses las bonificaciones ya pactadas dentro de esta tarifa. Es decir, se aumenta la cuota pero no se ven afectadas las bonificaciones anteriores.

Asimismo, también te recomendamos que visites nuestro artículo relacionados con las ayudas y bonificaciones para autónomos 2019. En este artículo podrás conocer todas las ayudas de las que te podrás beneficiar para tu actividad como trabajador por cuenta propia.

5 motivos por los que comprar un negocio en activo

By | Comprar negocio | No Comments

Emprender siempre es una acción que requiere de mucho valor y que implica un alto riesgo. La incertidumbre siempre es un factor que va a afectar a la hora de realizar cualquier inversión. Pero, ¿y si te contamos que puedes emprender sin tanto riesgo y midiendo al detalle el coste de inversión? Sí, esa vía existe y te la ofrece comprar un negocio en activo.

Antes de valorar la idea de comprar un negocio en activo, debes tener en cuenta si esa es la opción que más se ajusta a tu perfil. En muchas ocasiones los factores emocionales pueden jugarte una mala pasada a la hora de tomar esta decisión. De este modo, te proponemos que te hagas las siguientes preguntas:

¿Buscas consolidar una posición de dominio en el sector de manera rápida y con un equipo que ya conozca el entorno?

¿Tu idea de negocio necesitas que se ajuste a un mayor reparto de costes y un riesgo de inversión moderado?

¿Quieres comenzar en un negocio que cuente ya con una cartera de clientes y una red comercial establecida?

¿Te interesa desarrollar nuevos productos con la seguridad de tener una vía de negocio que da resultados?

¿Quieres sacar una rentabilidad a medio plazo con tu nuevo proyecto?

¿Has pensado en revolucionar un sector desde dentro?

¿Necesitas desarrollar tu proyecto de inmediato?

¿Buscas un tipo de negocio que sea fácilmente financiable?

Si has respondido sí a más de tres de estas preguntas, que no te quepa la menor duda, tu objetivo es comprar un negocio en funcionamiento.

Los motivos que te harán comprar un negocio en activo

En primer lugar, está la temida incertidumbre. Si optas por comprar un negocio en activo, lo que estás haciendo implícitamente es adquirir seguridad. Para ello es fundamental conocer el historial de la empresa, desde su fundación hasta la fecha más reciente. En él vas a poder comprobar si ha sufrido algún tipo de episodio de quiebra, fluctuaciones, así como el motivo que llevó a crearla y el objetivo que se persigue con el desarrollo de ese producto o servicio. Teniendo esta información vas a poder tomar una decisión de una manera muy fácil.

Rentabilidad desde el primer minuto. Teniendo en cuenta el background de la empresa que vas a comprar y su valoración entre los consumidores, también te va a ser más fácil a la hora de tener una rentabilidad, puesto que cuenta con una cartera de clientes fija. En este caso debes tener mucha información sobre el estado de sus cuentas para poder tener clara la situación comercial de la empresa.

Funcionamiento garantizado. A la hora de comprar un negocio en activo, también te haces con una parte fundamental: su funcionamiento. Esto es importante, ya que no necesitas estar buscando personal para tu negocio en el primer momento. De hecho, ya contarías con personas que conocen el entorno y su funcionamiento para que puedas dedicarte a expandir el negocio.

Mayor conocimiento de los costes. En el apartado de costes, es fundamental valorar de manera objetiva las instalaciones del negocio qué es necesario renovar y qué no. En cuanto a la dotación tecnológica de la empresa también tenemos que ser conscientes de que renovar la maquinaria puede incrementar bastante la inversión inicial, así como el coste del capital humano y el valor real de los bienes tangibles e intangibles. Asimismo, teniendo claros estos parámetros, vas a tener gran certeza de que cuando adquieres el negocio no vas a tener costes extras. En cambio, cuando comienzas una aventura de este tipo desde cero, la incertidumbre se convierte en costes adicionales.

Red de proveedores establecida. Cuando abres un nuevo negocio, una de las labores que mayor tiempo te va a ocupar va a ser la de búsqueda de proveedores. Comprar un negocio con una red de proveedores establecida es un valor añadido y, también, un problema menos que debes solucionar.  Esto también te va ayudar a la hora de funcionar con tu nuevo negocio y te va a evitar sustos de última hora con respecto a los productos o servicios.

Para concluir, si tienes claro que tu idea es comprar un negocio en activo te dejamos esta guía útil para que conozcas todos los pasos que necesitar dar a la hora de realizar este traspaso. Asimismo, te invitamos a que contactes con nosotros, nuestro gabinete de expertos evaluaran tu caso y te ofrecerán las opciones que más se ajusten a tu perfil de inversor.

 

 

 

 

Las inversiones seguras sí existen

By | Inversiones | No Comments

La mayoría de personas que cuentan con una cartera de ahorros buscan una manera de sacarles un rendimiento extra. El principal problema surge con el temor que provoca el desconocimiento de los mercados de inversión. Es por ello que nuestro cometido, en este artículo, va a ser mostrarte las inversiones más seguras que a día de hoy puedes realizar para garantizar tu jubilación

Antes de comenzar vamos a analizar los perfiles más comunes que buscan invertir para la jubilación. En primer lugar, están las personas que se encuentran en una edad muy cercana a la de jubilación y que buscan inversiones seguras, que le garanticen un rendimiento y que no dilapiden el esfuerzo de ahorro llevado a cabo durante tantas décadas.

Por otro lado, están las personas jóvenes con edades de 30 años en adelante y están comenzando a ahorrar para su jubilación. Este perfil busca maximizar la rentabilidad de sus ahorros debido a que tiene por delante más de treinta años, de modo que este caso, se buscan productos de inversión que ofrezcan una mayor rentabilidad en detrimento de la seguridad.

¿Cómo se pueden identificar las inversiones seguras?

Las inversiones seguras son aquellas que ofrecen una rentabilidad conocida previamente, y que tienen un riesgo muy bajo. Este tipo de inversiones suelen ofrecer un retorno bajo, puesto que riesgo y retorno están ligados. Es decir, a mayor riesgo, se presupone que el retorno será más alto. Un ejemplo de producto seguro sería, por ejemplo, deuda pública de un país muy solvente.

Asimismo, dentro de esta tipología de productos de inversión seguros están los ahorros y depósitos bancarios, las inversiones en Renta Fija y Variable y los productos derivados. Sobre los ahorros y depósitos bancarios, hay que destacar que son ideales para inversores conservadores, ya que el riesgo del producto únicamente estaría en si el banco quebrara, y si se da esa situación, la propia entidad puede garantizar el retorno de parte de tu inversión a través del Fondo de Garantía.

En cuanto, a las inversiones de renta fija tienen un gran abanico de activos para invertir como, por ejemplo, las Letras del Tesoro. Estos productos también presentan sus riesgos que están vinculados al mercado, a la liquidez y al crédito a la hora de abonar las ganancias al inversor. Por otro lado, las de renta variable, son inversiones relacionadas con las acciones de las empresas que se adquieren en mercados de valores, es decir, títulos que cotizan con un riesgo mayor que los productos de renta fija.

Por último, están las inversiones en productos derivados. Se trata de productos con un riesgo muy elevado, ya que su valor depende de la evolución del precio de otro activo. Es un tipo de producto nada aconsejable para quienes buscan inversiones seguras.

¿Los negocios pueden ser inversiones seguras?

Sí, desde luego, pero necesitas identificar cuáles son los sectores que te van a ofrecer una rentabilidad atractiva con un nivel de riesgo reducido o moderado. Para ello vamos a tomar el ejemplo de los títulos de deuda pública. Generalmente, este tipo de productos ofrecen una seguridad al inversor bastante alta, dado que cuentan con el respaldo del Estado. En el caso de los negocios, podemos encontrar varios segmentos que van a ofrecer al inversor una fiabilidad garantizada: administraciones de lotería, estancos y farmacias. Todos ellos cuentan, como en el caso de los títulos de deuda pública, con el respaldo del Estado y, además, tienen la particularidad de que pertenecen a tipo de sector monopolístico.

Otro punto a su favor, es que la aparición de nuevos negocios de este tipo está regulada también por el Estado, de modo que la competencia va a estar muy limitada. Este tipo de negocios, salvo las farmacias, tienen precios que oscilan en un amplio rango que parte desde los 50.000-60.000 euros. Claro está que el nivel de las comisiones y del beneficio será más alto cuanto más elevado sea el precio de compra, pero también es un reto interesante hacerse con uno de ellos por un precio reducido y aumentar su valor a base de trabajo.

Para concluir, estas tres tipologías de negocio pueden cumplir con el propósito de un inversor que busca una rentabilidad sin un riesgo elevado y que además le proporciona un margen de beneficio variable, puesto que puedes ser capaz de aumentar la facturación si trabajas duro. Además, te aconsejamos que contactes con nuestros expertos para que te asesoren sobre la rentabilidad que ofrecen estos tres negocios y, en caso de estar interesado, te pueden asesorar a la hora de realizar una compra o traspaso.

 

 

Llámanos al 913 56 63 88