Category

Autónomos

Contrato mercantil: todo lo que necesitas saber

By | Autónomos | No Comments

El contrato mercantil es un documento habitualmente utilizado para regular las relaciones entre empresarios o por la prestación de servicios. Asimismo, está regulado por el Código de Comercio, y nada tiene que ver con el contrato laboral, a pesar de que haya bastantes similitudes. Hoy te vamos a mostrar las diferencias y todo lo que necesitas saber sobre el contrato mercantil.

¿Qué es un contrato mercantil?

El contrato mercantil es un documento judicial que define una relación bilateral entre dos personas físicas o jurídicas, donde ambas acceden a intercambiar unos servicios determinados durante un tiempo concreto.

¿Qué diferencias existen con respecto al contrato laboral?

En primer lugar, un contrato laboral da una serie de derechos al trabajador como, por ejemplo, paro, vacaciones y aquellas vinculadas al convenio profesional al que pertenezca. Asimismo, en este caso, el trabajador está sometido a las órdenes del empresario que lo contrate.

En cambio, en una relación profesional regulada por contrato mercantil, el trabajador es independiente y debe estar dado de alta como autónomo. En esta relación, ambas partes son autónomos o tienen una forma jurídica definida (sociedades, cooperativas, etc), a diferencia del contrato laboral. Por otro lado, para que el contrato mercantil tenga validez legal, es necesario que ambas partes den el consentimiento, el objeto del contrato sea lícito y acorde con la legalidad y respete la capacidad de las partes para llevar a cabo esa compraventa de servicios.

¿Qué necesita el contrato mercantil para ser válido?

Para que sea válido debe figurar la identidad de las partes implicadas, es decir, nombre o razón social, NIF, datos completos y el domicilio de las partes, así como en qué va a consistir el proyecto o servicio a realizar (objeto del contrato). Otra parte muy importante va a ser especificar las condiciones a las que se comprometen las partes y las consecuencias asumibles en caso de incumplimiento.

Dentro de estos puntos de vital importancia, también hay que tener en cuenta la duración de la relación contractual, es decir, si tiene una duración concreta o indefinida, así como los plazos e pago. Si se tratase de un pago por comisión, hay que especificar el porcentaje que se va a percibir.

Además, dentro de este contrato se pueden incluir cláusulas como la prohibición de subcontratar servicios, que prohíbe enviar a otra persona para que haga tu trabajo, o que certifique que la persona contratada se comprometa a cumplir con sus obligaciones fiscales, por ejemplo.

¿Qué ventajas ofrece el contrato mercantil?

Este tipo de contrato te ofrece ventajas como autónomo. En concreto tienes los servicios que vas a realizar al cliente, la forma de pago y el precio, y se convierte en una forma de garantía para reclamar el pago de un servicio en caso de que exista un incumplimiento.

Pero no solo ofrece ventajas para una parte, para la empresa contratante supone un ahorro, ya que no debe pagar por el IRPF del trabajador ni por su Seguridad Social. Asimismo, no deben asumir otras obligaciones como las bajas laborales, vacaciones, finiquitos o indemnizaciones por fin de contrato.

Y por último…¿necesito ser autónomo?

Desde luego que lo necesitas, sobre todo para estar protegido. Ten en cuenta que la empresa va a declarar pagos a tu nombre de modo que, si no estás dado de alta como trabajador por cuenta propia, es muy posible que te expongas a sanciones de Hacienda o la Seguridad Social.

Asimismo, has de tener en cuenta que firmar un contrato mercantil no te convierte en un falso autónomo, al revés, es una garantía para ti. ¿Cómo puedes identificar que no eres un falso autónomo? Pues si desarrollas tu trabajo en tu propia oficina, si tú estableces tus propios horarios, si tú pones los medios para desarrollar tu trabajo y o si trabajar para un solo cliente.

 

¿Cómo se presenta el modelo 130?

By | Autónomos | No Comments

Comienza 2019 y para los autónomos es tiempo de gestionar, además, de nuevos proyectos, objetivos y previsiones de facturación, los impuestos relacionados con la actividad laboral. En concreto de la liquidación trimestral del IRPF. Para ello, es necesario saber cómo se presenta el modelo 130, qué documentación se necesita acreditar y cuándo hacerlo.

En primer lugar, el modelo 130 es una declaración trimestral del impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF) en el que se liquida el pago fraccionado de este impuesto, a cuenta de la declaración anual que se realiza el año siguiente.

Teniendo claro qué es el modelo 130, necesitamos saber con certeza quién debe presentarlo. En este caso están obligados a presentarlo los autónomos y miembros de sociedades civiles o comunidades de bienes que ejerzan una actividad económica por el método de estimación directa o simplificada.

¿Quién no está obligado a presentar el modelo 130?

Los autónomos cuyo 70% de los ingresos del curso anterior, hayan sido objeto de retenciones. También están exentos los trabajadores por cuenta ajena que se dediquen a las actividades agrícolas, ganaderas o forestales, siempre y cuando, el 70% de los ingresos del curso anterior hayan estado sujetos a retenciones, salvo las subvenciones e indemnizaciones.

¿Cómo se cumplimenta el modelo 130?

En primer lugar debe indicarse tanto los gastos como los ingresos derivados de la actividad. De estos se realiza el cálculo de los beneficios, que se obtiene de la resta entre ingresos y gastos. Posteriormente, se le restan las retenciones y los pagos realizado en modelos anteriores.

Por otra parte, también se necesita calcular el 20% del beneficio e indicarlo en la casilla número cuatro del modelo, que en caso de ser negativo (el beneficio), se tiene que poner un cero. Asimismo, se tiene que indicar la suma de las retenciones aplicadas en las facturas y, además, se deben restar las retenciones y el 20% de los beneficios.

En el caso de dedicarnos a actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras o forestales, en la estimación directa se indican los ingresos percibidos. Por último, si la cantidad de los rendimientos netos del año anterior es igual o inferior a 12.000 euros, hay que indicar el importe de minoración.

¿Cómo se presenta el modelo 130?

En este caso, la Agencia Tributaria ofrece dos maneras posibles, una que es presencial, y otra de manera online. Independientemente de la vía que escojamos para presentarlo, hay que descargar el formulario de la página web de Hacienda.

En el caso presencial se descarga, rellena, imprime y se presenta en la oficina de Hacienda correspondiente. Por el contrario, en la modalidad online, es necesario tener el certificado digital o clave PIN.

¿Cuáles son los plazos de presentación?

El modelo 130 ha de presentarse cada trimestre de modo que los periodos de presentación son los siguientes:

  • Enero: del 1 al 30.
  • Abril: del 1 al 20.
  • Julio: del 1 al 20.
  • Octubre: del 1 al 20.

Los autónomos podrán cobrar la prestación por desempleo

By | Autónomos | No Comments

¡Sí, es una gran noticia! Los trabajadores autónomos podrán cobrar la prestación por desempleo. Esta iniciativa impulsada desde el Gobierno genera un entorno favorable para los autónomos que, a partir de este próximo año, les brindará una protección mayor a la altura de países como Luxemburgo.

Desde el gobierno han celebrado el fin del acuerdo firmado con las organizaciones de autónomos ATA, UPTA, UATAE y CEAT. El objetivo ha sido el de proteger a los trabajadores autónomos frente a una situación de desempleo, pero claro, la gran pregunta es: ¿percibir la prestación por desempleo va a tener un coste? Sí, claro que sí.

Antes de oficializar este acuerdo, el Gobierno anunció que se produciría una subida del 1,25% de la base mínima de cotización de los trabajadores autónomos. De este modo, la base mínima subirá hasta los 944,35 euros al mes a partir de 2019, ya que hasta 2018 se pagaban 932,27 euros. Es decir, el tipo de cotización pasa del 29,8% al 30% y se prevé que siga subiendo hasta el 31% en el año 2021.

¿Qué va a suponer mensualmente poder cobrar la prestación por desempleo?

Al mes, el trabajador autónomo va a tener que pagar unos 5,36 euros más de lo que se pagaba hasta antes de la subida anunciada. Es por este motivo, que al año tendrá que pagará al año 63,6 euros más. Los autónomos societarios también tendrán que asumir un incremento en el pago de la cuota mensual, ya que pagarán 1.214 euros, 6.7 euros más al mes y en torno a 83 euros más al año.

Asimismo, este derecho a paro se ha conseguido ya que todos los trabajadores autónomos estarán obligados a cotizar por contingencias profesionales, incapacidad temporal, cese de actividad y formación, eliminando la opcionalidad que existía hasta ahora.

Mayor protección frente a las bajas

Dentro del acuerdo alcanzado, también se prevé que los trabajadores por cuenta ajena puedan cobrar la prestación por accidente laboral desde el primer día de la baja, dejarán de cotizar a la Seguridad Social a partir del segundo mes por incapacidad temporal o enfermedad, hasta que se produzca el alta definitiva. Asimismo, durante este periodo podrá acceder a los cursos de reciclaje y formación continua.

En el caso de las mujeres autónomas embarazadas, la gran novedad es que se elimina la obligación de suspender la cotización durante el período de baja maternal para, posteriormente, poder cotizar por la base mínima.

¿También se verán afectadas las cuotas especiales de 50 euros?

Sí, a partir de 2019 esta tarifa plana pasará a ser de 60 euros y se mantendrán tras los 12 primeros meses las bonificaciones ya pactadas dentro de esta tarifa. Es decir, se aumenta la cuota pero no se ven afectadas las bonificaciones anteriores.

Asimismo, también te recomendamos que visites nuestro artículo relacionados con las ayudas y bonificaciones para autónomos 2019. En este artículo podrás conocer todas las ayudas de las que te podrás beneficiar para tu actividad como trabajador por cuenta propia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Propósitos de año nuevo para autónomos

By | Autónomos | No Comments

Se acerca el final del año y hacemos balance de cómo nos ha ido durante estos últimos doce meses, tanto en el plano personal, como en el profesional. En lo profesional, además de revisar tu balance de cuentas y objetivos, debes ver otros factores como la calidad de tu servicio y satisfacción de tus clientes, así como los propósitos de año nuevo para que tu empresa marque la diferencia.

La facturación es un punto muy importante que va a definir, obviamente, la cuenta de resultados. Pero debes ir más allá y analizar la calidad de los clientes y la salud de tu negocio. De nada sirve que tengas una gran facturación si tu servicio al cliente es nefasto, o si el nivel de recurrencia de tus clientes es bajo. Céntrate y analiza estos términos, ya que van a ser clave a la hora de establecer tus propósitos de año nuevo.

¿Qué propósitos de año nuevo deberías plantearte?

El primero de ellos es la mejora de la productividad, esa gran desconocida. La productividad es un concepto que engloba todos y cada uno de los procesos que se realizan en una empresa. Por ejemplo, una mejora de la organización del stock, o simplemente de la documentación relacionada con nuestros clientes, puede suponer un cambio notable. Si eres un poco más atrevido y quieres sacar mucho más partido a tu empresa, lo más recomendable es que contactes con una empresa que sea experta en optimización de procesos.

La tecnología es tu gran aliada. Para 2019 debes proponerte una revolución tecnológica dentro de tu empresa. Esto no significa que robotices los procesos habituales, ni que hagas un fuerte desembolso en una nueva maquinaria. Un cambio que revolucionaría tu negocio y tu productividad, sería la implantación de un CRM para la gestión de tus clientes. ¿Un CRM? Sí, un software dedicado a la gestión comercial, marketing y el servicio al cliente. Es una solución económica que puede ofrecerte una gran cantidad de datos que no conocías sobre tu negocio y que te van a servir de cara a definir tu estrategia.

Reconfigura tu plan de negocio. Siéntate y evalúa tus resultados e hitos en relación a lo establecido con tu plan de negocio. Tanto si los has conseguido, como si no, debes realizar una modificación de este documento. Por un lado, en caso de no haber llegado a los objetivos marcados, debes analizar los motivos que no te han permitido llegar y reconfigurar las cifras para el siguiente año. No te desanimes, la vida de un negocio es muy larga y fluctúa, adáptate a los tiempos y prevé en medida de lo posible.

Por otro lado, si has conseguido los objetivos marcados, tu propósito de año nuevo debería ser marcar unos nuevos. Puedes apostar por objetivos relacionados con un mayor crecimiento de tu negocio o, por el contrario, si tienes un perfil mucho más conservador, puedes apostar por hacerte fuerte en un segmento de mercado para ser el referente. Tú eliges el futuro de tu propia empresa.

En definitiva, tu principal propósito de año nuevo deber el cambio y la adaptación constante. La búsqueda de nuevos objetivos y la innovación van a ser claves a la hora de mantener tu negocio. Ten en cuenta que la época en la que vivimos está sujeta a cambios continuos. Tu mentalidad debe salir de la zona de confort prácticamente a diario y adaptarse a un tipo de consumidor mucho más dinámico y activo. También debes tener en cuenta que la tecnología va a ser tu gran aliado puesto que, te va a poder permitir medir muchos parámetros de tu estrategia. Reinvéntate año tras año, es la mejor forma de adaptarse al mercado.

 

La subida que afectará a los autónomos en 2019

By | Autónomos | No Comments

Los trabajadores por cuenta propia se verán afectados en 2019 por una subida de la cuota fija. Este incremento supondrá que los autónomos paguen 5,36 euros más todos los meses, una cantidad muy inferior a los 22 y 40 euros que se barajaban antes de hacer oficial la subida.

¿Con qué objetivo se ha llevado a cabo esta subida de la cuota para trabajadores autónomos? Pues según han indicado fuentes oficiales, los propios autónomos han aceptado un incremento de la base mínima a cambio de un mayor número de prestaciones.

¿Cuánto se cotizará al mes con esta subida de la cuota? El tipo de cotización que afecta a los trabajadores autónomos quedará en el 30%. Es por ello que los autónomos personas físicas pagarán al mes 283,3 euros mensuales si cotizan por la base mínima estipulada.

¿A los autónomos societarios también les afecta el incremento? Sí, desde luego. Los autónomos societarios sufrirán un incremento de la base mínima que llegará hasta los 1.214 euros mensuales. Asimismo, pagarán al mes 364,22 euros, 6,89 euros más que anteriormente (82 euros más al año que durante 2018).

¿Cuenta este incremento con el acuerdo de todas las partes? Sí, tanto el Gobierno como las organizaciones de autónomos ATA, UPTA, Uatae y CEAT llegaron a ratificar un preacuerdo con el Ministerio de Trabajo. Asimismo, estas negociaciones han sido favorables para los autónomos puesto que la subida pensada por el Ejecutivo estaba fijada entre 22 y 40 euros, en lugar de los 5,36 acordados finalmente.

Por otra parte, este acuerdo ha quedado a la espera de ser analizado en la mesa de diálogo social sobre Seguridad Social de la que forman parte Gobierno, sindicatos y empresarios. La idea de todas las partes es que este nuevo sistema de cotización sea de carácter eventual debido a que, el objetivo principal sea que los autónomos coticen en relación con sus ingresos reales.

¿Qué beneficios obtienen los autónomos con este incremento? Esta subida pactada para 2019 conlleva mejoras en la protección de los autónomos. Esto se debe principalmente a que se mejora el acceso a la prestación por cese de actividad, y no sólo eso, si no que también se amplía la duración de la prestación y se flexibilizan los requisitos para solicitarla. Además, los autónomos estarán más protegidos en caso de accidente de trabajo o por enfermedad profesional. En estos casos, el trabajador podrá cobrar una prestación por los casos antes citados, desde el primer día de baja.

¿También podrán acceder a formaciones? Sí, todos los trabajadores por cuenta propia podrán acceder a cursos de formación continua y de reciclaje profesional. Con esta medida se pretende profesionalizar aún más a los trabajadores autónomos y darles una nueva oportunidad a los parados de larga duración.

¿Será necesario pagar la cuota en caso de baja? En caso de sufrir una baja por enfermedad o por incapacidad temporal no será necesario pagar la cuota a partir del segundo mes de inactividad por este motivo hasta el momento del alta. Por su parte, las mujeres dentro de los de los 24 meses posteriores a la prestación de baja por maternidad, podrán disfrutar de una tarifa plana de 60 euros al mes durante un año, sin necesidad de cesar previamente su actividad profesional.

¿Este incremento afecta a la tarifa plana de 50 euros? Sí, a partir de 2019 esta tarifa plana pasará a ser de 60 euros y se mantendrán tras los 12 primeros meses las bonificaciones ya pactadas dentro de esta tarifa. Es decir, se aumenta la cuota pero no se ven afectadas las bonificaciones anteriores.

Asimismo, también te recomendamos que visites nuestro artículo relacionados con las ayudas y bonificaciones para autónomos 2019. En este artículo podrás conocer todas las ayudas de las que te podrás beneficiar para tu actividad como trabajador por cuenta propia.

Llámanos al 913 56 63 88