NOTICIAS

¿Cómo puedo valorar mi residencia de ancianos?

By | Residencias de ancianos | No Comments

Una residencia de ancianos es un negocio muy jugoso para inversores, principalmente, porque las actuales condiciones de vida han generado una mayor esperanza de vida. Desgraciadamente, muchas personas no disponen del tiempo necesario para dedicarle el cuidado que merecen sus mayores. De este modo, una residencia de ancianos suele ser la opción más demandada para que nuestros mayores pasen sus días de retiro con una buena calidad de vida.

A la hora de valorar una residencia de ancianos se han de tener en cuenta varios factores los primeros son los económicos. Dentro de estos se encuentran elementos de gran importancia como la facturación, el margen de beneficios y el estado de las cuentas del negocio. Lo más recomendable para realizar una valoración objetiva de una residencia de ancianos, va a ser acreditar el estado económico-financiero del negocio mediante toda la documentación posible. Para un comprador, tener datos objetivos de cómo va el negocio, es un factor determinante para realizar la inversión.

¿Qué otros factores son clave a la hora de valorar una residencia de ancianos?

Las instalaciones. Son uno de los puntos más importantes. El tamaño, estado estructural y su ubicación van a ser clave a la hora de establecer el precio venta. Es por ello que durante la valoración debes tener en cuenta:

  • Tamaño. Si las instalaciones gozan de un pequeño tamaño, esto afectará al número de personas que pueda acoger el geriátrico. Este factor puede jugar en tu contra ya que, una residencia con una baja capacidad puede ofrecer un menor número de camas disponibles.
  • Ubicación. Este factor también es muy interesante. Si se trata de una residencia de gran tamaño, lo más habitual es que esté ubicada en las afueras, dentro de un entorno de absoluta tranquilidad y de contacto con la naturaleza. Si este es tu caso, no cabe duda de que cuentas con una residencia que va a ofrecer a sus usuarios una gran calidad de vida. En cambio, también se puede dar el caso de que esté ubicada dentro de un núcleo urbano, aquí el factor diferencial va a ser el fácil acceso y la cercanía para sus familiares.
  • Estado de las instalaciones. Es muy fácil de identificar. Si ves que necesita una reforma, más allá de una mano de pintura, va a reducir el precio. Lo aconsejable es que inviertas algo de tu presupuesto en reformar las instalaciones para que el comprador tenga una percepción positiva.

Los servicios también afectan en la valoración de una residencia de ancianos

Actividades para los residentes: El bienestar de los residentes es la máxima de una residencia de ancianos. Es por ello que contar con varios especialistas que organicen actividades, va a ser un factor importante para medir la calidad del negocio que se desea vender. Asimismo, este tipo de servicios no suelen tener un gran impacto sobre la economía del propio centro.

Servicio especializado de comida: Los usuarios de una residencia de ancianos son personas con necesidades alimentarias específicas. Muchos de ellos, por problemas derivados de enfermedades, necesitan una atención especial en su dieta o a la hora de tomar medicamentos. Contar con un servicio especializado de comida y, que sea de alta calidad, es síntoma de que la residencia de ancianos tiene un gran valor.

Servicios de atención primaria: Es evidente que una residencia de ancianos va a necesitar de la presencia de médicos especializados y de un equipo de técnicos sanitarios. De hecho, cuánto más amplia sea esta plantilla de profesionales, mejor servicio se puede ofrecer al residente y menor dependencia se puede tener de un centro externo.

Otros servicios: En función del tipo de residencia de ancianos del que estemos hablando, algunos de ellos pueden ser obligatorios o no. Por lo general, contar con servicios como peluquería, podología, psicología o fisioterapia, es un carácter de valor añadido para la venta del negocio.

Motivos para el traspaso de una residencia de ancianos

By | Residencias de ancianos | No Comments

Las residencias geriátricas son una tipología de negocios que van a tener una importancia muy alta, por su función social,  durante muchos años. En concreto, el estilo de vida actual y una mayor esperanza de vida, son factores determinantes para que sean inversiones con una estabilidad que, salvo en algunos casos determinados, pueden estar garantizada durante largos periodos de tiempo. A pesar de ello se pueden dar casos en los que un propietario desee vender su residencia de ancianos por lo que, vamos a analizar los motivos más comunes para tomar esta decisión.

Los avances médicos, cambios en el estilo de vida y una mejor alimentación, entre otros motivos, han generado una estabilidad social que se ha visto reflejada en un aumento considerable de la esperanza de vida. Asimismo, este hito también ha tenido un alto coste en la sociedad: menos tiempo para dedicar a nuestros mayores. Esta situación ha provocado que muchas familias opten por una residencia de ancianos para que sus mayores disfruten de su retiro con la mayor calidad posible.

Pero a pesar de su gran rentabilidad aparente, las residencias de ancianos son negocios que están sometidos a fuertes cambios y a inversiones constantes en cuanto a mejora de servicios e instalaciones. La búsqueda constante por la máxima comodidad del residente se convierte en un flujo de dinero que, de manera mensual casi, debe destinarse para que el propio centro sea la punta de lanza entre la competencia. Eso sin duda es caro y puede comprometer la viabilidad de la residencia.

Motivos personales para el traspaso de una residencia de ancianos

– Jubilación: Es tu último periodo como propietario de una residencia de ancianos y quieres venderla para obtener uno ingresos de cara a tu nueva etapa. Dentro de este motivo es fundamental diferenciar si se tienes un transmisor directo, por ejemplo, un familiar, o si la quiere traspasar a un comprador desconocido. Este detalle fundamentará el precio del traspaso, así como el de algunos trámites.

– Necesitas liquidez. Si, por ejemplo, vas a embarcarte en otro negocio o simplemente necesitas ganar liquidez de manera urgente, la venta de tu residencia de ancianos se puede tramitar de una manera más o menos rápida. En este caso el factor tiempo va a ser crucial a la hora de vender tu negocio, por lo que también hay que recordar, que debes ir con premura, pero sin aceptar un trato que sea muy inferior al valor real de tu negocio.

– Tu facturación compromete la viabilidad de tu residencia de ancianos. Esta es una de las peores situaciones que te puedes encontrar. Si la facturación no acompaña a tu negocio, cada minuto que pasa se convierte en pérdida de dinero. En estos casos lo más aconsejable es encontrar un acuerdo los suficientemente pronto para cerrar esta hemorragia económica. Asimismo, es muy posible que tengas que deshacerte de tu gasolinera por un precio menor del que estimabas venderlo.

A estos motivos personales habría que sumarles otros motivos de tipo coyunturales. Huelga decir que ambos van a determinar, no sólo la decisión de vender o no, sino también los plazos y el precio del traspaso. Obviamente, vender una residencia de ancianos no es un proceso de una semana, ya que requiere una labor de búsqueda de documentación muy importante, pero si la facturación está comprometida, cada minuto que pasa es sinónimo de una pérdida constante de dinero.

¿Qué otros motivos pueden llevarte a vender tu residencia de ancianos?

La adaptación siempre es cara: La máxima de una residencia de ancianos es buscar el bienestar de sus residentes. Es por ello que ofrecer unas instalaciones con un nivel de equipamiento alto y de gran calidad va a suponer una gran inversión. Obviamente este tipo de gasto se hace de manera periódica, pero el desembolso requiere un gran capital que obligará al propietario a abrir líneas de crédito o solicitar préstamos hipotecarios.

¿Qué gastos eventuales pueden comprometer esa viabilidad?

  • Adaptación de infraestructuras
  • Compra de material médico
  • Renovación de las habitaciones y camas
  • Nuevo mobiliario
  • Reforma de baños y sanitarios
  • Subida salarial del personal médico

Dentro de este proceso de mejora constante, también hay que considerar la implementación de nuevos servicios que van a generar un coste adicional, esta vez sí, mes a mes. Sobre esto nos referimos a los siguientes:

  • Servicios de entretenimiento y cursos. Contratar a profesionales que ofrezcan entretenimiento a los residentes o cursos para que mantengan la actividad intelectual, son gastos a considerar de manera mensual.
  • Ampliar el equipo humano. La atención personalizada y al detalle es lo que se busca en cualquier residencia de ancianos. Ampliar tu plantilla de personal, va a incrementar el volumen de gastos mensuales.
  • Mayor independencia de los centros sanitarios. Conseguir atender a un residente sin la necesidad de depender de un centro médico es un motivo para muchos usuarios. Claro, este servicio no es nada barato y requiere de una plantilla de expertos así como de instalaciones médicas.

Competencia: Este es un motivo común a todos. La competencia puede afectar en distintos modos, ya sea porque cuentan con unas instalaciones y servicios mejores que los nuestros, o simplemente, se trata de una residencia de ancianos de titularidad pública pueden crearnos una competencia voraz y ponernos en apuros.

Estos son los motivos, tanto coyunturales como personales, a los que habitualmente se enfrenta una persona que quiere vender una residencia de ancianos. El tiempo va a ser un factor determinante en el traspaso, así como el respaldo de un gabinete de expertos que te puedan acompañar durante el proceso para que sea totalmente satisfactorio y, lo más importante, acorde con la legalidad.

 

Tres consejos antes de vender una residencia de ancianos

By | Residencias de ancianos | No Comments

Es obvio que las residencias de ancianos cumplen una verdadera y necesaria función social de modo que. también son un tipo de negocio muy jugoso para inversores que buscan un fondo seguro para su capital. Asimismo, como propietario debes tener en cuenta de que no se trata de vender por vender , sino que hay que conocer todos los trámites a la perfección, asesorarse convenientemente y dar el paso una vez comprobado el estricto cumplimiento de la normativa al efecto, así como la rentabilidad.

Primer consejo: diferencia tu residencia de ancianos

Para que te hagas una idea, las residencias subvencionadas, las de lujo y las mixtas, son las idóneas para los inversores. Conociendo estos factores de interés, lo más interesante que puedes hacer es marcar la diferencia para que resulte aún más atractiva. Por ejemplo,  puedes realizar una inversión antes de la venta para convertir tu residencia de ancianos en una de lujo o, por ejemplo, indicar en la documentación de venta las subvenciones que recibe tu negocio. Siempre va a ser importante.

Los geriátricos pueden clasificarse de diversas formas. Por el número de personas que lo ocupan, pisos tutelados, pequeñas, medianas, grandes y muy grandes; por la tipología de los usuarios, capaces, incapaces, asistidos, mixtas; por el tipo de plazas, permanentes, temporales, centros de día, etc…; por el tipo de financiación y la modalidad de gestión, privadas, públicas y mixtas…

Cuidado con la operación, conoce todos los procesos

En primer lugar, es necesario conocer la normativa de la operación. Legalmente podemos consultarlo en el art. 1445 y siguientes del Código Civil regulan el contrato de compraventa. El 1445 dice: “Por el contrato de compra y venta uno de los contratantes se obliga a entregar una cosa determinada y el otro a pagar por ella un precio cierto, en dinero o signo que lo represente”. Igualmente, el Código de Comercio somete los contratos de compra venta de negocios a las disposiciones que contienen los artículos 50 a 63, y ello con independencia de los contratos mercantiles específicos, de por ejemplo bancos, seguros y transportes.

Los contratos de compra venta de negocios son atípicos, especiales, de objeto único y con libertad de forma, a no ser que se trasmita también el bien inmueble en donde radica, para lo que es ya imprescindible acudir al notario. Es necesario también, que la transmisión lo sea de un conjunto organizado de elementos en funcionamiento con el objetivo claro de continuar su explotación, no habiendo compra venta cuando lo que se transmite dejó de funcionar o aún no se ha iniciado su explotación.

La documentación es tu aliada

Es de vital importancia tener en cuenta que para comprador de tu residencia de ancianos, la documentación es la prueba de mayor valor a la hora de concretar el precio de la operación. Es por ello que, como propietario, debes poner a disposición del comprador documentación vital como la contabilidad integra del centro, así como informarle de las deudas, en caso de que existan, con proveedores, bancos, Seguridad Social y Hacienda.

Por otro lado, otro de los temas que debes dejar atado es el del personal del centro a tu cargo. En la operación de compraventa se produce una sucesión de empresa, ¿esto qué significa? Que cuando el negocio se traspasa, el personal pasa a depender, con la totalidad de sus derechos y obligaciones, del nuevo propietario.

Por último, debes saber que cada Comunidad Autónoma tiene su propia normativa específica de centros geriátricos, normativa de vital importancia y necesario cumplimiento para la adecuada gestión de un centro geriátrico. Es por ello que el conocimiento de todos estos puntos, así como de la normativa vigente, va a ser clave para que la operación sea un éxito. De este modo, nuestro último consejo es que recurras a un equipo de expertos para que te asesoren durante todo el proceso, desde el inicio hasta el final.

Autónomo colaborador para los negocios familiares

By | Autónomos | No Comments

Hemos observado que la gran parte de nuestros usuarios y lectores, posee un negocio de tipo familiar en el que trabajan padres, hijos y otros niveles de parentescos. Es por ello que te proponemos conocer a fondo la figura del autónomo colaborador, un actor muy interesante para cuando se dispone de un negocio familiar.

En primer lugar vamos a analizar el grado de parentesco que debe tener el autónomo colaborador. Hay que insistir en que no vale cualquier, deben ser familiares directos como los que adjuntamos a continuación:

  • Cónyuge
  • Hijos
  • Padres
  • Hermanos
  • Nietos
  • Abuelos
  • Cuñados
  • Suegros
  • Hijos adoptivos

Por otro lado: ¿cuáles no se consideran familiares directos?

  • Biznietos
  • Sobrinos
  • Tíos
  • Primos

El autónomo colaborador es una figura dependiente sí, en concreto de otro autónomo. Lo explicamos. El autónomo colaborador debe ser contratado por otro autónomo que, a su vez, debe ser un familiar directo como hemos indicado en los puntos anteriores.

¿Qué requisitos debe cumplir el autónomo colaborador?

Además de ser familiar directo debe ser mayor de 16 años, trabajar en el mismo lugar de forma habitual con la persona que le ha contratado, que no esté dado de alta como trabajador por cuenta ajena y, todavía más importante, debe vivir en el mismo hogar que el autónomo.

Una vez cumplidos todos estos requisitos, la persona interesada ha de darse de alta como autónomo colaborador en la Seguridad Social presentando el modelo TA.0521-2-Familiar colaborador del titular de la explotación. Asimismo, debe presentar el DNI, libro de familiar y la copia del alta en Hacienda del autónomo para quien va a trabajar.

Ahora vamos a analizar el capítulo de las obligaciones fiscales. En el caso del autónomo colaborador, ha de tenerse en cuenta que genera este tipo de obligaciones va a ser por ambas partes.

Obligaciones fiscales para el autónomo colaborador

El régimen fiscal va a ser diferente. Esto se debe a que por un lado tiene sus obligaciones con la Seguridad Social y, por otro, las que corresponden con Hacienda. Es decir, esta figura tributa del mismo modo que si fuera un trabajador asalariado, por lo que ha de declarar sus ingresos como rendimiento de trabajo y no como actividad económica.

¿De qué está exento el autónomo colaborador?

De liquidar el IVA de forma trimestral (modelo 303) ni las retenciones a cuenta del IRPF.

Por su parte, el autónomo titular que lo contrate debe pagar un salario acorde con la categoría profesional y el convenio vigente y contabilizar como gasto deducible el salario del autónomo contratado.

¿Dónde debo invertir en 2019?

By | Inversiones | No Comments

Es la pregunta del millón para este año debido a las previsiones de los organismos económicos como el Fondo Monetario Internacional. En concreto, han indicado que durante este curso está por ver si se produce un estancamiento de la desaceleración de la economía o, si por el contrario, se entra de nuevo en una temida desaceleración.

Los expertos han ido más allá y han querido dejado claro los posibles motivos que podrían alimentar esta desaceleración de la economía. La guerra comercial entre EE.UU y China, el Brexit, tensiones políticas en países importantes como Italia, Turquía o Brasil, o cambios políticos en potencias económicas de la Unión Europea, vaticinan un panorama de riesgo a la hora de invertir.

¿Nos estamos acercando a una recesión?

Todo parece indicar que sí. El problema es identificar cuándo. Expertos independientes han indicado que, a corto plazo, es muy probable que nos veamos afectados por una recesión no muy fuerte. El problema está en el horizonte a 2020, donde crece la incertidumbre y muchos de estos expertos consideran que se va a producir una fuerte crisis de deuda.

Por otro lado, hay que tener especialmente presente la evolución de divisas como la libra, que estará sujeta al devenir del Brexit, o del dólar estadounidense, expuesto a los desafíos estructurales del aumento de la deuda pública. Asimismo, también se debe considerar que, en caso de tener acciones, es poco recomendable vender después de un año en el que los índices han caído entre un 10-20%.

También, otro elemento de alerta que nos indica el fin de una de las etapas de crecimiento más larga de la historia, son las fuertes correcciones de los valores tecnológicos en Estados Unidos.

Entonces, ¿cuál es la mejor opción para invertir?

Para ver crecer el capital, la gestión patrimonial debe pasar por incorporar renta variable. Concretamente, la mejor inversión estaría en la bolsa europea. Algunas grandes compañías de este mercado han caído entre un 30 y un 50%, pero los resultados empresariales han crecido.

Otro nicho interesante a la hora de invertir podría ser el del sector de la automoción. Las valoraciones de empresas como Porsche, Daimler, Renault o Volkswagen, están prácticamente en un nivel muy bajo, por lo que sería interesante realizar una inversión por el margen de crecimiento que ofrecen.

Si nos referimos a España, las oportunidades para invertir son atractivas. Por ejemplo, la banca doméstica es muy barata. Eso sí, habrá que esperar un poco a que se normalicen los tipos de interés para depositar parte de nuestra inversión.

¿Invertir seguro en España?

Sí, se puede. De hecho en nuestro país tenemos una cartera de inversiones seguras desde hace muchos años y, todo parece indicar, que lo van a seguir siendo durante años. Con esto nos referimos a invertir en negocios regulados por el Estado.

Farmacias, estancos o administraciones de loterías, son negocios muy atractivos para realizar una inversión. El principal motivo para llevar a cabo un movimiento de este calibre está, en el soporte que ofrece el Estado a este tipo de negocios, el cual genera una gran seguridad a sus propietarios.

De hecho, las administraciones de loterías están consideradas como un negocio refugio de alta rentabilidad. Lo más recomendable, si optas por una opción de este tipo, es que cuentes con la asesoría y la experiencia de un despacho de abogados especializado para evitar sorpresas.

 

Factores que determinan el precio de una gasolinera

By | Gasolineras | No Comments

A la hora de vender una gasolinera, es necesario saber de manera objetiva cuál es su precio y, por ende, conocer los factores que van a determinar el precio de una estación de servicio. Conocerlos va a ser fundamental a la hora de fijar un precio de venta lógico y que se ajuste con la realidad de tu negocio.

Las gasolineras son un negocio que han pasado por etapas muy difíciles y, gracias a ello, han sido capaces de convertirse en un punto de captación de clientes de todo tipo: desde el que va a repostar su vehículo, hasta quien va a realizar una compra de última hora. Estos servicios extra que se han generado durante los años, son un indicador importante para definir el precio de venta.

La ubicación, factor clave para el precio de una gasolinera

Al igual que en cualquier negocio, una buena ubicación es un factor esencial para la facturación y para su viabilidad. En este sentido, una gasolinera bien ubicada, en un tramo de alta densidad de tráfico, va a tener un valor por encima de la media. Además, que esté ubicada en un punto importante, es clave para la implementación de nuevos servicios relacionados que van a generar una vía de negocio paralela.

Por otro lado, están las gasolineras ubicadas en carreteras que han sufrido el efecto de la construcción de autovías. Muchas de ellas han visto reducida su facturación considerablemente, hecho que complica su venta y que genera una inevitable devaluación del negocio. Por último, podemos encontrar gasolineras que están ubicadas en núcleos poblacionales. Estas tienen un gran valor puesto que los clientes son de tipo recurrente, aunque, si bien es cierto, corren cierto riesgo en caso de que se instale una nueva gasolinera, ya que van a perder a una parte de sus usuarios.

Los servicios son clave para el precio de una gasolinera

 Si una gasolinera, además de servir carburante, cuenta con una serie de servicios que cuentan con una buena aceptación por el público, se pueden considerar como un factor a favor a la hora de realizar una valoración del negocio. ¿Cuáles son estos servicios?

  • Tiendas y restaurantes. Si una gasolinera cuenta con un restaurante o con una tienda, ten por seguro que su clientela a final de mes va a ser numerosa. Que incluya un restaurante es sinónimo de que el volumen de usuarios es alto.
  • Más allá de carburante. Otro punto a favor para la valoración de una gasolinera, es que esta ofrezca combustibles sostenibles al usuario. Si cuenta con puntos de carga para los coches eléctricos o surtidores de GLP, Etanol o Hidrógeno, esta gasolinera está preparada para tener un futuro asegurado dentro de muchos años.
  • Servicios paralelos. La retirada de dinero en efectivo o la recogida de paquetería, siempre y cuando sean rentables y no supongan un esfuerzo excesivo, son puntos que pueden sumar en la valoración de una estación de servicio.

¿Qué otros factores son fundamentales?

  • El local.Es uno de los puntos más importantes. El tamaño, estado estructural y su ubicación van a ser clave a la hora de que establezcan el precio. Es por ello que durante la negociación debes tener en cuenta:
    • Tamaño.Si es un local de pequeño tamaño, la estimación puede ser inferior puesto que ofrece menos posibilidades a la hora de acoger al cliente.
    • Estado del local. Es muy fácil de identificar. Si ves que necesita una reforma, más allá de una mano de pintura, trata de llevarla a cabo. El aspecto del local es vital para la compra del negocio.
  • La facturación. Es el gran factor determinante. El margen de beneficio va a ser el principal arma de negociación entre comprador y vendedor. Por parte del vendedor de una gasolinera, lo fundamental es acreditar la documentación que demuestre los beneficios de la estación de servicio. Con ello se tiene un arma de gran importancia para justificar el precio de venta.

¿Son tan rentables los nuevos servicios que ofrecen las gasolineras?

By | Gasolineras | No Comments

El paso de una de las peores crisis económicas de la historia, modificaciones como la liberación horaria y el concepto de proximidad, han provocado una pérdida de competencia por parte de las estaciones de servicio. La solución ha sido la inclusión de nuevos servicios que ofrecen una vía complementaria, pero, la pregunta es: ¿son realmente tan rentables?

Desde las petroleras, el proceso de transformación y del sector y de las pautas de consumo de los clientes, ha sido un toque de atención para reinventar el rol de la estación de servicio. Asimismo, este papel ha ido evolucionando con el tiempo hasta convertirlas en verdaderas tiendas de conveniencia, además de surtidores de carburantes. Es obvio que los nuevos servicios generan un aporte extra en la facturación, pero en algunas ocasiones puede llegar a ser contraproducente.

El curioso caso de BlaBlaCar

se suelen instalar en la zona exterior de la propia estación de servicio.

Retirada de dinero en efectivo

Otro de estos nuevos servicios es de retirada de dinero, concretamente, la de efectivo para realizar compras. Compañías como Shell o Galp ofrecen a sus usuarios la posibilidad de retirar dinero en efectivo de su red de estaciones de servicio a través de un acuerdo con ING Direct. La comisión por uso es atractiva, no cabe duda, pero también requiere de un conocimiento tecnológico al que no todo el mundo está acostumbrado, así como las posibles incidencias que puedan ocurrir.

Por todos los motivos expuestos, es necesario analizar con detenimiento el impacto económico que tienen estos servicios adicionales sobre la gasolinera. No solo el margen que te va a ofrecer, sino el nivel de gestión, implantación y trabajo que inevitablemente vas a tener que asumir. Está claro que para una gasolinera de gran tamaño todas estas iniciativas supongan ventajas, pero, es posible, que para una estación de servicio media esta oferta de servicios pueda suponer un problema.

 

 

 

 

 

Motivos para vender tu gasolinera

By | Gasolineras | No Comments

Las estaciones de servicio son negocios que han tenido y, siguen teniendo, una parte fundamental de protagonismo en la movilidad de los ciudadanos. Es innegable, pero, los cambios legislativos que implican subidas en los carburantes y la tendencia a reducción en el uso de los combustibles fósiles, generan un panorama nada favorable para que el modelo de negocio actual de las gasolineras sea rentable.

Desde que apareciera el primer automóvil hace unos 130 años (allá por 1886), el paradigma de la movilidad ha cambiado poco. Es decir, seguimos utilizando el motor de combustión y combustibles fósiles para su mantenimiento. Sí, es verdad que técnicamente se ha ido evolucionando a fórmulas cada vez más sostenibles, pero la esencia es la misma: el motor de combustión.

La búsqueda de nuevas vías alternativas al motor de combustión, ha creado un cambio de paradigma que ha revolucionado el sector de la movilidad. Como toda revolución, este hecho implica cambios, y la gasolinera es una de las principales afectadas. Asumir una profunda remodelación de las instalaciones es sinónimo de un coste elevado, tanto de infraestructura, como de formación y reciclaje del personal laboral. Este tipo de situaciones también van a determinar la decisión sobre la venta de tu estación de servicio.

¿Qué motivos pueden llevarte a vender tu gasolinera?

En primer lugar, vamos a analizar los motivos contextuales que pueden motivar una decisión de este tipo:

Cambios fiscales: como se ha podido comprobar, la visión de los gobiernos es la de liquidar a medio plazo la presencia de los combustibles fósiles a través de la asfixia económica. Por ejemplo, en España la equiparación de precios entre el diésel y la gasolina, sumada a un ciclo alcista en los precios del petróleo, crean un panorama que se va a reflejar en los ingresos de las estaciones de servicio.

La adaptación siempre es cara: El cambio que supone adaptar una gasolinera a los nuevos combustibles es obvio. Pensemos por un momento en la reforma que supone implantar en una estación de servicio, por ejemplo, un surtidor de GLP. La reforma que incluye, medidas de seguridad, formación del personal, etc., puede suponer un coste muy elevado que comprometa la viabilidad del modelo de negocio de tu estación de servicio.

Restricciones de movilidad: Si tu gasolinera está ubicada en una ciudad (o inmediaciones), puedes verte afectado por las restricciones. Es decir, cuantas más limitaciones existan para el tránsito de vehículos, menos personas van a utilizar el vehículo y, por lo tanto, la facturación de la estación de servicio se va a resentir. Esto mismo ocurre con la subida del impuesto de circulación a los vehículos de cierta antigüedad y con las restricciones en el aparcamiento. Al final todas estas medidas alejan a los conductores de los vehículos y, por ende, de las gasolineras.

La preferencia por automóviles híbridos o eléctricos: Esta decisión de los consumidores es consecuencia de las imposiciones gubernamentales. Teniendo en cuenta este cambio en el consumo, ¿en qué lugar queda la gasolinera? Sí, puede ser el punto de carga para los vehículos eléctricos, pero, ¿qué rentabilidad real se obtiene? ¿Qué pasará cuando la autonomía sea superior y los vehículos puedan cargarse en cualquier punto, no solo en gasolineras? Son muchos interrogantes que generan una gran incertidumbre sobre la viabilidad.

Apertura de nuevas vías de comunicación. Con el boom de las autovías, muchas estaciones de servicio de carreteras secundarias han quedado prácticamente en el olvido. Como dato, España cuenta con más kilómetros de autovías que Alemania a pesar de su menor extensión territorial, y eso también genera que muchas de ellas apenas tengan tránsito.

Feroz competencia: La llegada de las gasolineras low cost también compromete la viabilidad del sector. La competencia en precios cada vez es más alta y, en estos casos, el consumidor suele optar por un combustible de menor precio. Una gasolinera que cuenta con un personal laboral desde hace varios años tiene un mayor volumen de gastos que una low cost sin personal, por lo que ya tiene un hándicap adicional a la hora de sostener el negocio.

A estos motivos coyunturales habría que sumarles otros motivos de tipo personal. Huelga decir que ambos van a determinar, no sólo la decisión de vender o no, sino también los plazos y el precio del traspaso. Obviamente, vender una gasolinera no es un proceso de una semana, ya que requiere una labor de búsqueda de documentación muy importante, pero si la facturación está comprometida, cada minuto que pasa es sinónimo de una pérdida constante de dinero.

Motivos personales por los que se puede vender una gasolinera:

– Jubilación: Es tu último periodo como propietario de una estación de servicio y quieres venderla para obtener uno ingresos de cara a tu nueva etapa. Dentro de este motivo es fundamental diferenciar si se tienes un transmisor directo, por ejemplo, un familiar, o si la quiere traspasar a un comprador desconocido. Este detalle fundamentará el precio del traspaso, así como el de algunos trámites.

– Necesitas liquidez. Si, por ejemplo, vas a embarcarte en otro negocio o simplemente necesitas ganar liquidez de manera urgente, la venta de tu gasolinera se puede tramitar de una manera más o menos rápida. En este caso el factor tiempo va a ser crucial a la hora de vender tu negocio, por lo que también hay que recordar, que debes ir con premura, pero sin aceptar un trato que sea muy inferior al valor real de tu negocio.

– Tu facturación compromete la viabilidad de tu estación de servicio. Esta es una de las peores situaciones que te puedes encontrar. Si la facturación no acompaña a tu negocio, cada minuto que pasa se convierte en pérdida de dinero. En estos casos lo más aconsejable es encontrar un acuerdo los suficientemente pronto para cerrar esta hemorragia económica. Asimismo, es muy posible que tengas que deshacerte de tu gasolinera por un precio menor del que estimabas venderlo.

Estos son los motivos, tanto coyunturales como personales, a los que habitualmente se enfrenta una persona que quiere vender una estación de servicio. El tiempo va a ser un factor determinante en el traspaso, así como el respaldo de un gabinete de expertos que te puedan acompañar durante el proceso para que sea totalmente satisfactorio y, lo más importante, acorde con la legalidad.

 

Contrato mercantil: todo lo que necesitas saber

By | Autónomos | No Comments

El contrato mercantil es un documento habitualmente utilizado para regular las relaciones entre empresarios o por la prestación de servicios. Asimismo, está regulado por el Código de Comercio, y nada tiene que ver con el contrato laboral, a pesar de que haya bastantes similitudes. Hoy te vamos a mostrar las diferencias y todo lo que necesitas saber sobre el contrato mercantil.

¿Qué es un contrato mercantil?

El contrato mercantil es un documento judicial que define una relación bilateral entre dos personas físicas o jurídicas, donde ambas acceden a intercambiar unos servicios determinados durante un tiempo concreto.

¿Qué diferencias existen con respecto al contrato laboral?

En primer lugar, un contrato laboral da una serie de derechos al trabajador como, por ejemplo, paro, vacaciones y aquellas vinculadas al convenio profesional al que pertenezca. Asimismo, en este caso, el trabajador está sometido a las órdenes del empresario que lo contrate.

En cambio, en una relación profesional regulada por contrato mercantil, el trabajador es independiente y debe estar dado de alta como autónomo. En esta relación, ambas partes son autónomos o tienen una forma jurídica definida (sociedades, cooperativas, etc), a diferencia del contrato laboral. Por otro lado, para que el contrato mercantil tenga validez legal, es necesario que ambas partes den el consentimiento, el objeto del contrato sea lícito y acorde con la legalidad y respete la capacidad de las partes para llevar a cabo esa compraventa de servicios.

¿Qué necesita el contrato mercantil para ser válido?

Para que sea válido debe figurar la identidad de las partes implicadas, es decir, nombre o razón social, NIF, datos completos y el domicilio de las partes, así como en qué va a consistir el proyecto o servicio a realizar (objeto del contrato). Otra parte muy importante va a ser especificar las condiciones a las que se comprometen las partes y las consecuencias asumibles en caso de incumplimiento.

Dentro de estos puntos de vital importancia, también hay que tener en cuenta la duración de la relación contractual, es decir, si tiene una duración concreta o indefinida, así como los plazos e pago. Si se tratase de un pago por comisión, hay que especificar el porcentaje que se va a percibir.

Además, dentro de este contrato se pueden incluir cláusulas como la prohibición de subcontratar servicios, que prohíbe enviar a otra persona para que haga tu trabajo, o que certifique que la persona contratada se comprometa a cumplir con sus obligaciones fiscales, por ejemplo.

¿Qué ventajas ofrece el contrato mercantil?

Este tipo de contrato te ofrece ventajas como autónomo. En concreto tienes los servicios que vas a realizar al cliente, la forma de pago y el precio, y se convierte en una forma de garantía para reclamar el pago de un servicio en caso de que exista un incumplimiento.

Pero no solo ofrece ventajas para una parte, para la empresa contratante supone un ahorro, ya que no debe pagar por el IRPF del trabajador ni por su Seguridad Social. Asimismo, no deben asumir otras obligaciones como las bajas laborales, vacaciones, finiquitos o indemnizaciones por fin de contrato.

Y por último…¿necesito ser autónomo?

Desde luego que lo necesitas, sobre todo para estar protegido. Ten en cuenta que la empresa va a declarar pagos a tu nombre de modo que, si no estás dado de alta como trabajador por cuenta propia, es muy posible que te expongas a sanciones de Hacienda o la Seguridad Social.

Asimismo, has de tener en cuenta que firmar un contrato mercantil no te convierte en un falso autónomo, al revés, es una garantía para ti. ¿Cómo puedes identificar que no eres un falso autónomo? Pues si desarrollas tu trabajo en tu propia oficina, si tú estableces tus propios horarios, si tú pones los medios para desarrollar tu trabajo y o si trabajar para un solo cliente.

 

¿Cómo se presenta el modelo 130?

By | Autónomos | No Comments

Comienza 2019 y para los autónomos es tiempo de gestionar, además, de nuevos proyectos, objetivos y previsiones de facturación, los impuestos relacionados con la actividad laboral. En concreto de la liquidación trimestral del IRPF. Para ello, es necesario saber cómo se presenta el modelo 130, qué documentación se necesita acreditar y cuándo hacerlo.

En primer lugar, el modelo 130 es una declaración trimestral del impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF) en el que se liquida el pago fraccionado de este impuesto, a cuenta de la declaración anual que se realiza el año siguiente.

Teniendo claro qué es el modelo 130, necesitamos saber con certeza quién debe presentarlo. En este caso están obligados a presentarlo los autónomos y miembros de sociedades civiles o comunidades de bienes que ejerzan una actividad económica por el método de estimación directa o simplificada.

¿Quién no está obligado a presentar el modelo 130?

Los autónomos cuyo 70% de los ingresos del curso anterior, hayan sido objeto de retenciones. También están exentos los trabajadores por cuenta ajena que se dediquen a las actividades agrícolas, ganaderas o forestales, siempre y cuando, el 70% de los ingresos del curso anterior hayan estado sujetos a retenciones, salvo las subvenciones e indemnizaciones.

¿Cómo se cumplimenta el modelo 130?

En primer lugar debe indicarse tanto los gastos como los ingresos derivados de la actividad. De estos se realiza el cálculo de los beneficios, que se obtiene de la resta entre ingresos y gastos. Posteriormente, se le restan las retenciones y los pagos realizado en modelos anteriores.

Por otra parte, también se necesita calcular el 20% del beneficio e indicarlo en la casilla número cuatro del modelo, que en caso de ser negativo (el beneficio), se tiene que poner un cero. Asimismo, se tiene que indicar la suma de las retenciones aplicadas en las facturas y, además, se deben restar las retenciones y el 20% de los beneficios.

En el caso de dedicarnos a actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras o forestales, en la estimación directa se indican los ingresos percibidos. Por último, si la cantidad de los rendimientos netos del año anterior es igual o inferior a 12.000 euros, hay que indicar el importe de minoración.

¿Cómo se presenta el modelo 130?

En este caso, la Agencia Tributaria ofrece dos maneras posibles, una que es presencial, y otra de manera online. Independientemente de la vía que escojamos para presentarlo, hay que descargar el formulario de la página web de Hacienda.

En el caso presencial se descarga, rellena, imprime y se presenta en la oficina de Hacienda correspondiente. Por el contrario, en la modalidad online, es necesario tener el certificado digital o clave PIN.

¿Cuáles son los plazos de presentación?

El modelo 130 ha de presentarse cada trimestre de modo que los periodos de presentación son los siguientes:

  • Enero: del 1 al 30.
  • Abril: del 1 al 20.
  • Julio: del 1 al 20.
  • Octubre: del 1 al 20.

Llámanos al 913 56 63 88