¿Qué determina el valor de una clínica dental?

A la hora de establecer el precio de venta de una clínica dental, va a ser necesario tener en cuenta una serie de factores que van a ser la clave. Es por ello que, también, la facturación va a ser muy importante a la hora de vender el negocio, pero el local, su estado y el equipamiento técnico también suman.

Para comenzar, lo más importante a la hora de realizar una valoración o de establecer el precio de venta, es librarse de cualquier factor emocional. Sí, es obvio que la estima que se tiene hacia su propia empresa puede llevar a realizar una valoración al alza, pero, posiblemente, este hecho pueda espantar a muchos inversores.

De este modo hay que tener en cuenta los siguientes factores para realizar una valoración objetiva:

  • La facturación. Es el gran factor determinante. Los beneficios que genere un negocio son el carácter que mayor atractivo suscita en un inversor. Esto está ligado, inevitablemente al fondo de comercio del que dispone el negocio, es decir, a su cartera de clientes. Valorar un activo como este es muy difícil puesto que, la relación que tiene el equipo de trabajo de la clínica dental es la que facilita esa recurrencia del cliente.

El local y equipamiento. Para un inversor interesado en comprar una clínica dental es fundamental conocer el estado del equipamiento técnico y del propio local. Cabe destacar que en un negocio de esta tipología existe el riesgo de que los medios técnicos queden obsoletos y, por lo tanto, esto reste valor a la venta del negocio.

De este modo, durante la valoración se va a tener que poner especial atención en estos puntos del local:

  • Tamaño. Si es un local de pocos metros cuadrados, va a influir en el precio a la baja, puesto que ofrece menos posibilidades a la hora de disponer de boxes de atención al paciente o de áreas de espera amplias donde el usuario pueda sentirse cómodo.
  • Ubicación. Obviamente, una clínica dental bien ubicada va a ser muy jugosa para un inversor. Asimismo, también se valora que haya zona de aparcamiento en los alrededores, es un factor que ayuda. Por otro lado, hay que tener en cuenta el piso en el que está ubicado el local ya que, de no estar a pie de calle, habría que consultar con el equipo técnico de la Consejería de Sanidad pertinente antes de vender.
  • Estado del local. Es muy fácil de identificar. Si ves que necesita una reforma, más allá de una mano de pintura, va a reducir el precio. Lo aconsejable es que inviertas algo de tu presupuesto en reformar el local para que el comprador tenga una percepción positiva.
  • Titularidad del local. La titularidad es un punto muy interesante que va a jugar a tu favor. El comprador va a intentar incluir el local dentro de la operación, pero nuestra recomendación es que mantengas la titularidad y se lo ofrezcas como un alquiler. Por lo general se suele conservar la titularidad del local y alquilarlo al nuevo comprador de la clínica. Así vas a obtener unos ingresos mensuales recurrentes.
  • Esto es muy fácil de identificar. Con tan solo dar una vuelta por los alrededores de tu negocio vas a comprobar si existe competencia. En caso de que encuentres bastantes clínicas similares a la tuya, esto puede ser un argumento para que el precio de venta puede verse afectado a la baja.
  • El estado del equipamiento técnico. Revisa la antigüedad de tus equipos de trabajo como sillones, aparatos de rayos X, entre otros y cerciórate de que funcionan correctamente. En caso de que estos equipos tengan que ser reemplazados o estén obsoletos, la valoración va a ser negativa en este aspecto.

 

 

Llámanos al 913 56 63 88